/

Las familias campesinas son un pilar importante en la economía de Colombia, gracias a ellas se tienen alimentos frescos y de buena calidad sobre la mesa, por ello aquí traemos este articulo (atencion familias campesinas) con información importantes para las mismas.

Si bien la tasa de desempleo de las familias campesinas fue de 9,5% entre diciembre de 2022 y febrero de 2023, la tasa no oficial sigue siendo alta y persisten dudas sobre cómo medirla Mida este indicador. Los campesinos son responsables de la mayor parte de la producción de alimentos del país. La oferta alimentaria de Colombia para el consumo interno es de 36,8 millones de toneladas. El 15,9% estuvo compuesto por importaciones, el 84,1% estuvo compuesto por producción local, unas 30,9 millones de t. De estos últimos, alrededor del 70 por ciento del suministro de alimentos se acredita a los agricultores, según el Ministerio de Agricultura.

Si bien la industria es fundamental para satisfacer una de las necesidades básicas de los colombianos, la mayoría de los agricultores no cuentan con trabajos formales. Según estimaciones de la Unidad de Planificación Agropecuaria (APRA), la informalidad es del 85,1% en el sector rural y del 87,6% en los sectores agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca.(atencion familias campesinas)

ATENCION FAMILIAS CAMPESINAS

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR FAMILIAS EN ACCION.

DESEMPLEO 2022-2023

Sin embargo, según la Encuesta Nacional General de Hogares (GEIH), el desempleo es de 9,5% en el período de diciembre de 2022 a febrero de 2023, lo que representa -3,2 puntos porcentuales con respecto a la población no agrícola (p.p. Instituto de Administración de Estadísticas (DANE)). Esto demuestra que la tasa de desempleo de la población antes mencionada será menor que la tasa de desempleo en el país. La encuesta también mostró una tasa de participación general del 61%, una diferencia de -3,7 puntos porcentuales.

La tasa de empleo en el sector no agrícola fue del 55,2%, una diferencia de -1,3 puntos porcentuales. En comparación con la población no agrícola. Pero cayó un 1,6% en el último trimestre (diciembre-febrero de 2023). Por otro lado, la tasa de empleo de los hombres es del 74% y de las mujeres del 36%, la diferencia es de 38,0 puntos porcentuales.

En cuanto al desempleo, fue del 6,2 por ciento para los hombres y del 15,8 por ciento para las mujeres, una diferencia de -9,6 puntos porcentuales. Por estos resultados, el DANE estimó que 15.044 millones de personas en el país se identificaron subjetivamente como agricultores. Además, el 82,9% de la población que vive en centros densamente poblados y zonas rurales dispersas es campesina (9.617 millones de personas), y el 13,8% de la población vive en la capital (5.427 millones de personas). Aunque la encuesta no reveló la naturaleza informal de los agricultores, encontró que más de la mitad de los agricultores trabajaban por cuenta propia (54%), mientras que el 25% eran trabajadores o empleados de empresas privadas.(atencion familias campesinas)

COMO SE ESTA IMPLEMENTANDO.

Aunque la encuesta pinta una imagen bastante positiva del empleo en la agricultura, uno debe preguntarse cómo se está implementando. “La GEIH es importante para caracterizar el trabajo informal y urbano, pero el alcance es muy limitado en las áreas rurales. Para estimar el desempleo entre los agricultores, se deben considerar otras aproximaciones”, dice Carlos Duarte, miembro del Instituto Intercultural de la Universidad Javeriana de Cali. Agregó que el desempleo y el empleo informal en las zonas rurales, que históricamente han sido informales, no son tan altos en la comunicación y tienen más dificultades para contratar mano de obra que en las ciudades. Hay cosas que no.

SEGUN ENCUESTA DANSKE.

 En la encuesta DANSKE. Por lo tanto, debe adaptarse mejor para brindar mejores oportunidades de ingresos en áreas rurales dispersas. “La respuesta de la empresa fue que “la cobertura de la GEIH permite dividir los totales del país en dos amplias regiones geográficas: ‘Cabo (32 pueblos y ciudades y otras fuentes)’ y ‘centros poblados y áreas rurales dispersas’. El diseño de la encuesta permite estimaciones objetivas y por lo tanto una muestra representativa de estas dos grandes regiones geográficas, donde la Región 1 es mayoritariamente urbana y la Región 2 es mayoritariamente rural. Sin embargo, Duarte confirma que esta extensión de áreas rurales dispersas no es visible en el boletín técnico, por lo que recomienda revisar la sección de metodología sobre grupos de población representativos. Es importante cuestionar estas mediciones y encuestas en las que los gobiernos basan y enfocan sus políticas públicas y la preocupación por sus ciudadanos.

Con el 25% de la población rural, los campesinos en Colombia juegan un papel crítico en la economía y la sociedad del país. A pesar de la importancia de su labor, muchos campesinos luchan por sobrevivir en un clima económico desfavorable, especialmente durante tiempos de conflicto armado y violencia. Sin embargo, su impacto en la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad no debe ser subestimado.

IMPORTANCIA DE CAMPESINOS EN COLOMBIA.

Los campesinos en Colombia tienen un papel importante en la producción de alimentos y materias primas para la industria alimentaria, así como en la conservación del medio ambiente y la biodiversidad. Además, estos trabajadores a menudo realizan prácticas agrícolas sostenibles, utilizando técnicas que permiten la producción de alimentos sin dañar los recursos naturales y asegurando una mejor calidad del aire y agua.

La presencia de los campesinos en las zonas rurales del país ayuda a mantener la vida rural y la cultura en Colombia. Estos trabajadores han mantenido estilos de vida y formas tradicionales de producción, existiendo no solo como tomadores de recursos sino como trabajadores importantes en la construcción de comunidades. Igualmente, la cultura y tradición de los campesinos de Colombia es una fuente de identidad, que es fundamental para el tejido social de la nación.

Sin embargo, los campesinos han enfrentado muchos desafíos. En el pasado, muchos han luchado contra las condiciones de explotación en que han trabajado en las grandes fincas del país. Igualmente, durante los conflictos armados, los campesinos han sido víctimas de violencia y han visto sus tierras destruidas a causa de la lucha entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados.

Es importante tener en cuenta que el bienestar de los campesinos es importante para el bienestar económico, ambiental y social de Colombia en general. La política destinada a mejorar la situación de los trabajadores del campo, promover la agricultura sostenible y proteger la cultura rural y a sus gentes es esencial para asegurar la supervivencia y la prosperidad del país.