/

Las veredas Flor del Monte, El Palmar, Medellín, Villa Colombia, Borrachera, La Coquera, San Francisco y La Peña. Recuperarán parte de sus espacios deportivos y tradiciones culturales. Con la entrega de dotaciones deportivas y musicales, acodadas dentro de su Plan Integral de Reparación Colectiva.

Integrantes de los comités de impulso de dos Sujetos de Reparación Colectiva (SRC) que conforman estas ocho comunidades. Ubicadas en el corazón de los Montes de María, en Sucre. Recibieron dotaciones en indumentaria, equipos y herramientas de tipo deportivo e instrumentos musicales. Esto serviría para la recuperación de espacios y tradiciones que la violencia les robó a sus comunidades años atrás.

Construir nuevos imaginarios

Con este aporte de la Unidad para las Víctimas ven la posibilidad de construir nuevos imaginarios. Para que los niños, niñas y jóvenes tengan más opciones de autodesarrollo y esparcimiento.

La primera dotación fue entregada en la vereda El Palmar el pasado 18 de abril. En beneficio de seis comunidades de la zona rural al noroccidente de Ovejas. En Flor del Monte se surtió el trámite el 28 de abril, y en el corregimiento de La Peña concluirán esta entrega protocolaria en los próximos días.

Comunidades veredales de Sucre
Comunidades veredales de Sucre

“Es la primera vez que recibimos dotaciones deportivas y musicales de este tipo y de forma institucional”. Comentó, visiblemente emocionado, Rafael Alfaro, integrante de la comunidad de Flor del Monte y profesor de una escuela de fútbol juvenil. Donde entrena a más de 40 niños y niñas, proceso que ha liderado por más de 30 años en su comunidad.

Con la gestión interinstitucional realizada por la Unidad para las Víctimas, 380 millones de pesos se destinaron al SRC de Flor del Monte y La Peña. Ubicados al oriente de la cabecera municipal de Ovejas, para la materialización de dos de sus medidas contempladas en su plan de reparación. Los otros 137 millones de pesos se invirtieron, para este mismo fin, en las comunidades del SRC Zona Rural de Ovejas. Lo conforman las comunidades de El Palmar, Medellín, Villa Colombia, Borrachera, La Coquera y San Francisco, veredas situadas al noroccidente del municipio.

Acerca de la entrega de dotaciones

Sobre la entrega de dotaciones deportivas y musicales, Antonio Blanco, habitante de la vereda Medellín e integrante del comité de impulso del SRC Zona Rural de Ovejas manifestó: “Es muy significativo el cumplimiento de esta medida. Porque, independientemente de los inconvenientes, con estos implementos nos vamos a beneficiar tanto adultos, como jóvenes y niños”.

Música, fútbol, voleibol, tenis de mesa, patinaje, beisbol, aeróbicos, atletismo, ajedrez, parqués, dominó y entrenamiento muscular. Son algunas de las disciplinas que estas comunidades podrán practicar adecuadamente de ahora en adelante.

Con el cumplimiento de estas medidas se busca que los niños, niñas y jóvenes sean agentes generadores de cambio. De igual manera reconozcan en el deporte y la cultura un entorno de protección, integración y desarrollo personal. Brindándoles herramientas para incidir activamente y de manera positiva en los problemas que desafían a estas ocho comunidades.

“Desde lo deportivo y lo cultural estamos contribuyendo a la Paz Total desde los territorios, y es una forma también de reconstruir el tejido social que se vio afectado con el conflicto”, expresó Estella Chamorro Arrieta, de la vereda Villa Colombia, e integrante del comité de impulso del SRC Zona Rural de Ovejas. “Como integrante de una de las comunidades afectadas por este conflicto sabemos que desde la cultura podemos crear una nueva sociedad”, agregó.

¿ Cuáles son estas comunidades?

Ubicadas en el centro de los Montes de María y jurisdicción del municipio de Ovejas, en Sucre. Estas ocho comunidades fueron de las más afectadas por el conflicto armado en Colombia. Tanto en cantidad de víctimas, como en hechos victimizantes registrados y actores armados involucrados en su geografía. Según cifras de la Unidad para las Víctimas, cerca del 75% de la población de Ovejas (25.000 habitantes) está registrada como víctima.

Posterior al primer acuerdo de paz realizado en esta zona, entre 1997 – 2007 fue la época donde el conflicto se agudizó en los Montes de María, y en especial para las comunidades de este municipio, donde llegó a darse la cifra de casi 2.000 asesinatos selectivos por año (2002).  Por lo anterior, es claro que estas ocho comunidades veredales conocieron y saben de primera mano las consecuencias de la violencia, donde la cifra de víctimas por año llegó a superar a la media nacional en hasta dos dígitos, a finales de los noventa y principios del presente siglo.

#VictimasQueTransforman

No obstante, se han convertido en comunidades de #VíctimasQueTransforman su territorio propositivamente porque, a pesar de lo que vivieron, han venido trabajando articuladamente con las entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (SNARIV), logrando el avance de las medidas que permiten la recuperación de sus derechos colectivos, con el fin de dejar atrás el conflicto armado y construir nuevos imaginarios.

Sucre recibieron dotaciones deportivas y musicales
Sucre recibieron dotaciones deportivas y musicales

No obstante, se han convertido en comunidades de #VíctimasQueTransforman su territorio propositivamente porque, a pesar de lo que vivieron, han venido trabajando articuladamente con las entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (SNARIV), logrando el avance de las medidas que permiten la recuperación de sus derechos colectivos, con el fin de dejar atrás el conflicto armado y construir nuevos imaginarios.

Estos dos SRC fueron reconocidos formalmente en noviembre de 2015 y, desde entonces, han avanzado sostenidamente en la implementación de cada una de sus medidas. Hasta la fecha, el SRC Flor del Monte y La Peña tiene un 70% de cumplimiento de las acciones concertadas en su plan integral de reparación, mientras que el SRC Zona Rural alcanza el 78,3% de las mismas.

Posibilita el cumplimiento

Mediante la resolución N°04712 del 13 de diciembre de 2022, la Unidad para las Víctimas resuelve que la Asociación de Campesinos Retornados de Ovejas (ASOCARES) accede a esta dotación entregada por la Unidad para las Víctimas, en la que se le da cumplimiento a la medida para la “adecuación y dotación de las canchas de fútbol de Villa Colombia, El Palmar, Medellín, Borrachera y San Francisco, y tres (3) canchas de microfútbol en la comunidad del Palmar”, según reza en el documento.

Por su parte, con la resolución N° 04707, la Asociación de Víctimas del Sujeto de Reparación Colectiva Flor Del Monte y La Peña ASRC-FLORPE, posibilita el cumplimiento de esta medida en favor de su comunidad, con la finalidad de “consolidar los procesos deportivos y culturales de estas comunidades, la entrega de estos elementos deportivos les permitirá a los niños, niñas y adolescentes que viven en este sujeto, crear espacios protectores, potenciar sus habilidades asociadas a la práctica del deporte y actividades culturales”. Adicional a esto, la resolución N° 04708 se emitió con la finalidad de consolidar “los procesos de carácter cultural, su folclor, sus tradiciones de estas comunidades, la entrega de estos elementos musicales les permitirá a los niños, niñas y adolescentes que viven en este sujeto crear espacios protectores, potenciar sus habilidades asociadas a la práctica de las habilidades como aprender a tocar un instrumento y actividades culturales”.