/

Optimizar el consumo energético en el hogar se convierte en una estrategia financiera inteligente para gestionar las facturas. El derroche energético puede inflar los gastos innecesariamente, por lo tanto, es esencial adoptar medidas que contrarresten este efecto. Estos Dispositivos Continúan Absorbiendo Energía Aunque Estén Desconectados.

A pesar de estar desconectados, ciertos dispositivos eléctricos siguen consumiendo energía

Esta situación se debe a que permanecen conectados a la fuente de alimentación, incluso cuando no están en funcionamiento. Según datos de la Agencia Internacional de la Energía, los electrodomésticos apagados o en modo de espera pueden consumir alrededor de 1,6 kilovatios diarios en un hogar promedio, representando entre el 5 y el 10% del consumo total de energía.

Este fenómeno, conocido como ‘corriente vampiro’, se hace más evidente durante la noche cuando los dispositivos están inactivos pero siguen conectados.

Para combatir la corriente vampiro, existen opciones como los tomacorrientes múltiples con capacidad de apagado y los sensores de presencia que desactivan dispositivos innecesarios, reduciendo así el flujo de energía. También es práctico desconectar los dispositivos eléctricos cuando no están en uso.

Dispositivos eléctricos que consumen energía aunque estén apagados

Para identificar los dispositivos que más contribuyen a la ‘corriente vampiro’, se tomaron en cuenta los resultados de un estudio del Laboratorio Lawrence Berkely del Departamento de Energía de Estados Unidos, que evaluó el consumo promedio en vatios (W) de diversos dispositivos en sus modos de apagado, espera o stand by.

  1. Decodificadores
    Estos dispositivos, comunes en los servicios de televisión satelital o por cable, presentan diferentes niveles de consumo energético, especialmente al grabar programas.
  2. Computadoras portátiles
    Aunque estén apagadas, las computadoras portátiles conectadas a una fuente de alimentación pueden consumir hasta 8,9 W/hora. En modo hibernación, este consumo puede aumentar a 15,7 W.
  3. Computadoras de escritorio
    Cuando están inactivas, las computadoras de escritorio pueden consumir alrededor de 21,1 W en modo de hibernación. Incluso si el monitor está apagado y la CPU encendida, el consumo puede alcanzar los 73,9 W.

Otros dispositivos que también contribuyen a la corriente vampiro incluyen la cafetera, consolas de videojuegos, microondas y cargadores de celular.

Recomendaciones para ahorrar energía eléctrica

Para reducir el consumo de energía, se pueden seguir algunas recomendaciones básicas:

  • Apagar las luces cuando no estén en uso.
  • Aprovechar la luz natural tanto como sea posible.
  • Reemplazar bombillos tradicionales por luces LED.
  • Utilizar los electrodomésticos de manera eficiente y verificar su eficiencia energética.
  • Limitar el tiempo de carga de los dispositivos móviles.
  • Desenchufar los electrodomésticos que no estén siendo utilizados.
  • Mantener la infraestructura eléctrica del hogar en buenas condiciones.

Además de los dispositivos mencionados, existen otros electrodomésticos que también tienen un alto consumo de energía, como lavadoras, aire acondicionado, hornos eléctricos y heladeras. Es fundamental comprender el impacto de estos dispositivos en el consumo energético del hogar y tomar medidas para optimizar su uso.

Por Valentina