/

Actualmente, el Fondo para la Reparación a las Víctimas cuenta con 2.524 bienes a su cargo. De este total, solo 400 inmuebles cuentan con medida de extinción de dominio. Esto significa que se deben comercializados para recaudar fondos que contribuyan al pago de indemnizaciones judiciales. En favor de las víctimas reconocidas en las sentencias de la Ley de Justicia y Paz.

En el caso de los bienes que no cuentan con extinción de dominio, el Fondo para la Reparación debe generar sistemas de administración (Vigilancia, arriendo, comodatos) para mantenerlos en buen estado mientras se adelanta el proceso de extinción.

Saneamiento de bienes
Saneamiento de bienes

Cuando los bienes cuentan con la resolución de extinción de dominio, son saneados en todos los aspectos. Con el objetivo de garantizar las condiciones necesarias de disponibilidad y seguridad jurídica para ser comercializados y monetizados.

También te Puede Interesar: LEY DE VICTIMAS, Encuentros Por Hechos Victimizantes y Ajustes a la Ley 1448 de 2011

El saneamiento predial se divide de la siguiente manera:

  • Físico: Es la identificación, descripción y clarificación del bien, mediante labores topográficas y catastrales, que permitan su plena individualización.
  • Jurídico: Consiste en la identificación y trámite de gravámenes o limitaciones al dominio a través del estudio de títulos para poner en orden la situación jurídica del bien.
  • Judicial: Busca la recuperación formal de los bienes mediante procesos judiciales. Estos procesos se presentan cuando hay personas reclaman la tenencia de buena fe del bien.
  • Económico: Es la determinación de valor comercial del bien mediante avalúo y estimación de canon de renta, cálculo y pago de acreencias (expensas, servicios públicos, etc.).
  • Fiscal: Se realiza la identificación y trámite de las deudas por concepto de impuestos a cargo del bien y su posible condonación. En este caso se trabaja para lograr la aplicación del Artículo 121 de la Ley 1448 de 2011, que busca generar sistemas de alivio o exoneración del impuesto predial a favor de aquellas personas que se ven forzadas a abandonar el predio o hayan sido despojados de este. Esta tarea se hace mediante el apoyo del Gobierno Nacional y los entes territoriales.
Fondo para la Reparación
Fondo para la Reparación

Luego de completar esta fase de saneamiento, los bienes son presentados ante el comité de recomendación de la Unidad para las Víctimas, quienes determinan la viabilidad de comercialización de dichos bienes. Culminado este proceso, se cita a comité de contratación o enajenación para validar y aprobar la venta.

También te puede interesar: La inmobiliaria del Fondo para la Reparación a las Víctimas

Formalización de la comercialización

En este momento del proceso existen dos modalidades desde donde se puede formalizar la comercialización:

  1. La venta directa, que se puede hacer entre entidades públicas. En esta modalidad, el Fondo trabaja con la Agencia Nacional de Tierras, siendo la estrategia más idónea y expedita para la comercialización.
  2. La oferta en la plataforma Central de Inversiones S.A. (CISA). Los bienes ofertados a través de CISA entran en un proceso de subasta.

 Cuenta Única Nacional (CUN)

Finalmente, cuando se comercializa el bien, el dinero ingresa a la Cuenta Única Nacional (CUN) de la Unidad para las Víctimas, con el fin de recaudar fondos suficientes que permitan, posteriormente, realizar los pagos de indemnización a las víctimas reconocidas en las sentencias de Justicia y Paz.

Objetivos del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas

Acercar el Estado a las víctimas mediante coordinación eficiente y acciones transformadoras que
promuevan la participación efectiva de las víctimas en su proceso de reparación
La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas – Unidad para las Víctimas, tiene
como enfoque estratégico acercar el Estado a la ciudadanía y/o población víctima del conflicto
armado, mediante una coordinación eficiente y acciones transformadoras que promuevan la
participación efectiva de las víctimas, en su proceso de reparación integral donde ejerzan su
ciudadanía y aporten en la consolidación de la paz.
Para cumplir con su enfoque estratégico, la Unidad para las Víctimas se esfuerza cada día por
mejorar la atención a través del desarrollo de estrategias que permitan humanizar el servicio y la
atención a la ciudadanía y/o población víctima, en los Centros Regionales y Puntos de Atención y
Reparación a las Víctimas, con la socialización y puesta en práctica de este manual de Servicio al
Ciudadano.