/

En la vastedad de la Alta Guajira, un faro de esperanza llamado “Agua para la vida” emerge con la promesa de transformar el paisaje hídrico de una región golpeada por la sequía. La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) anuncia un proyecto innovador: la implementación de tres plantas desalinizadoras que revolucionarán el acceso al agua en la región. Generando Esperanza: La UNGRD Lleva Vida a la Alta Guajira con Agua.

Dotadas con tecnología de ósmosis inversa, estas instalaciones están diseñadas para purificar el agua de mar, eliminando la sal y otros contaminantes mediante un proceso que involucra membranas especializadas y presión. Este proceso convierte el agua marina en agua potable de la más alta calidad, lista para el consumo humano y para el riego.

Con una capacidad de producción de 20.000 litros por hora cada una, estas plantas no solo destacan por su eficiencia, sino también por su compromiso con la sostenibilidad. Equipadas con sistemas de recuperación de energía y capacidad de generación autónoma mediante paneles solares, establecen un precedente en el uso de tecnologías limpias y renovables.

Ubicadas estratégicamente en los corregimientos de Bahía Honda, Puerto Estrella y Puerto López, estas plantas desalinizadoras representan pilares de vida para las comunidades indígenas wayuu, brindándoles acceso inédito al agua potable. Este proyecto no solo busca abordar la escasez hídrica, sino también ofrecer esperanza a través del agua, permitiendo a estas comunidades enfrentar los desafíos del cambio climático con una nueva herramienta para su desarrollo y sustento.

VÍCTIMAS

Que opina el lider de la UNGRD

Olmedo López, líder de la UNGRD, destaca este proyecto como un testimonio del compromiso gubernamental hacia el progreso y el bienestar de los habitantes de la Alta Guajira. Este esfuerzo no solo representa un avance tecnológico, sino también un paso hacia la equidad, la dignidad y la apertura de nuevas oportunidades para miles de personas afectadas por la falta de acceso al agua potable.

“Agua para la vida” es más que un proyecto; es una visión de futuro, una estrategia integral que encapsula la esencia del trabajo colaborativo entre diversas entidades estatales, demostrando el compromiso del “Gobierno del Cambio” por llegar a las comunidades más remotas y necesitadas.

Con estas plantas desalinizadoras, la UNGRD no solo proporciona un recurso vital, sino que también sienta las bases para un desarrollo sostenible, equitativo y resiliente en la Alta Guajira, abriendo caminos hacia un futuro donde el agua ya no sea un lujo, sino un derecho accesible para todos. Generando Esperanza: La UNGRD Lleva Vida a la Alta Guajira con Agua.

Por Valentina