/

En el horizonte del año 2024, el compromiso hacia el programa del Ingreso Mínimo Garantizado (IMG) en la capital colombiana se mantiene firme, como lo señaló la administración del alcalde Carlos Fernando Galán, bajo la dirección de Roberto Angulo Salazar, Secretario de Integración Social. Impacto del Ingreso Mínimo Garantizado (IMG) en 2024.

La continuidad de las transferencias monetarias para este año está asegurada, siendo un reflejo del compromiso de la administración distrital en la lucha contra la pobreza y la promoción del bienestar social. En abril, de los 428.000 hogares beneficiarios, 314.000 recibirán apoyo directo del Distrito, mientras que el resto será respaldado por el Gobierno Nacional.

El compromiso de mantener el IMG como una herramienta clave para la inclusión social sigue siendo una prioridad bajo la gestión del alcalde Galán. Estas acciones subrayan la dedicación de la ciudad hacia el bienestar y la igualdad de oportunidades para sus ciudadanos.

En cuanto a las asignaciones para las transferencias monetarias en 2024

Se observa un enfoque diferenciado según las necesidades de los hogares, desde $860.000 para aquellos con Sisbén en los niveles A1-A2 hasta $300.000 para los niveles B4-B7, evidenciando un compromiso sólido con la equidad social.

Acceder a las ayudas económicas del programa IMG implica cumplir con ciertos requisitos, como estar inscrito en el Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales (Sisbén) de Bogotá, especialmente en los grupos A1 hasta B7, que representan a los segmentos más vulnerables de la población. Además, tener una cuenta bancaria o afiliarse a una billetera digital es crucial para recibir los pagos de manera segura y directa.

Para aquellos que deseen verificar su elegibilidad en línea, se recomienda visitar AQUÍ, donde se proporcionan detalles sobre los pasos a seguir para la consulta. También se puede acudir personalmente a los puntos de atención del IMG, garantizando una asistencia adecuada y personalizada.

La evolución del programa durante el segundo semestre del año contempla la opción de recibir bonos alimentarios para discapacitados como transferencias monetarias directas, como parte de la estrategia “Mejores Transferencias, Más Bien-Estar“. Esta iniciativa busca mejorar la experiencia en la entrega de subsidios sociales, optimizando la combinación, especialización y focalización de las ayudas, con miras a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en situación de vulnerabilidad.

Desde 2024 hasta 2025, se planea la integración progresiva de ocho servicios clave, comenzando con los bonos canjeables para personas con discapacidad y otros apoyos sociales, lo que representa un paso significativo hacia la mejora del bienestar social en la ciudad.

Por Valentina