/

En un esfuerzo significativo por fortalecer la prosperidad social y erradicar la pobreza extrema, la Resolución de Prosperidad Social ha reglamentado el Programa Renta Ciudadana 2024. Esta iniciativa, liderada por Laura Sarabia Torres Se Presenta Como Una Vía Integral Para Impulsar La Movilidad Social.

Despliegue Estratégico del Programa Renta Ciudadana

En el año 2024, el Programa Renta Ciudadana experimentará ajustes cruciales según lo anunciado por el Departamento Administrativo de Prosperidad Social. Este programa va más allá de simples asistencias monetarias, incorporando un conjunto de estrategias a nivel nacional dirigidas a familias en situaciones de pobreza extrema y moderada.

El proceso de inscripción tradicional se transformará, ya que el Estado asumirá la responsabilidad de ubicar y caracterizar a los hogares mediante el Registro Social de Hogares. Esta innovación garantiza la eficiente distribución de todos los programas sociales estatales, eliminando la necesidad de que los ciudadanos se inscriban individualmente.

Implementación Nacional para una Cobertura Integral

La implementación de Renta Ciudadana se extenderá por todo el país, asegurando su presencia en cada departamento y municipio. Este enfoque nacional garantiza una cobertura amplia y uniforme, llevando los beneficios del programa a todos los rincones del territorio.

Con un inicio gradual y progresivo a partir de enero de 2024, el programa se compromete a contribuir significativamente a la superación de la pobreza y a impulsar la movilidad social. Se fundamenta en principios de integralidad, efectividad y eficiencia para asegurar su éxito y sostenibilidad.

Focalización Estratégica en el Núcleo Familiar

El Programa Renta Ciudadana 2024 se estructura en torno a tres ejes principales: el núcleo familiar, las distintas etapas en la vida de cada integrante, y un enfoque inclusivo que contempla género, discapacidad y diversidad étnica. Laura Sarabia Torres Se Presenta Como Una Vía Integral Para Impulsar La Movilidad Social.

En la fase inicial, Prosperidad Social utilizará datos del Departamento Nacional de Planeación, el Sisbén vigente, el Registro Social de Hogares y registros específicos de población indígena. Se focalizará en hogares con alta carga de cuidado, priorizando aquellos liderados por mujeres con niños menores de 6 años en situación de pobreza extrema.

Corresponsabilidades y Empoderamiento Comunitario

Dentro de las líneas de intervención del programa, se implementará un esquema de corresponsabilidades que fomente capacidades en la inclusión social y productiva. Estas incluirán obligaciones como identificación, salud y educación formal, así como otras más flexibles relacionadas con educación nutricional, salud sexual y reproductiva, y capacitación para el cuidado.

Renta Ciudadana incorporará un componente comunitario, promoviendo la asociatividad, fortaleciendo el tejido social y estimulando el trabajo comunitario. La meta es capacitar a los participantes, facilitarles acceso a crédito y estimular la productividad familiar y comunitaria, generando así un impacto sostenible.

En palabras de Laura Sarabia Torres, directora de Prosperidad Social, “Un subsidio no es la solución definitiva para salir de la pobreza“. El Programa Renta Ciudadana 2024 se erige como un compromiso integral para transformar vidas y comunidades, priorizando el empoderamiento y la movilidad social.

Por Valentina