/

Familias en Acción de Colombia es un programa creado en 2001 para mejorar la calidad de vida de las familias más pobres del país. Está diseñado para proporcionar incentivos económicos a la asistencia escolar y a la salud de los niños, niñas y adolescentes, que generalmente varían entre 50 y 100 dólares estadounidenses. Esta iniciativa se ha implementado en todos los departamentos, municipios, distritos y corregimientos del país, así como en los resguardos y cabildos indígenas, previo proceso de concertación entre las autoridades tradicionales indígenas reconocidas, las respectivas alcaldías o gobernaciones y Prosperidad Social. Los resultados han sido positivos, reduciendo la pobreza y la desigualdad de ingresos, mejorando el acceso a la educación y los servicios médicos, y permitiendo a las mujeres tener un mayor control sobre su vida y su futuro.

Las personas que sufren de problemas económicos pueden y son apoyadas de distintos modos como:

1): Incentivo de la Salud:

Otorgado a familias con niños menores de 6 años como complemento al ingreso familiar para mejorar la salud de niños, niñas y adolescentes en el período crítico de su crecimiento. Se otorga un único incentivo por familia, independientemente del número de niños y niñas en ese grupo de edad.

2). Apoyo educativo:

se ofrece a las familias con niños en edad escolar que ingresan al undécimo grado para fomentar la inscripción escolar, aumentar la inscripción y reducir la deserción escolar. Se otorga un incentivo por cada niño y joven, con un máximo de tres beneficiarios por familia.

Actualmente es posible apoyar al programa buscando algunas informaciones en Google y aportar cualquier tipo de ayuda a todas las personas que están pasando una situación bastante difícil en su vida económica, ya que gracias a los apoyos que se reciben a diario, muchas personas pueden salir adelante con sus vidas y son motivadas a no perder toda la esperanza.

Además, el programa Familias en Acción de Colombia ha tenido algunos efectos secundarios positivos inesperados. Por ejemplo, en Tunja, Colombia, ha habido un aumento en las denuncias de violencia en la familia que no se debe a un aumento de las agresiones, sino a que las mujeres están cada vez más resueltas en respetar sus derechos. Esto se debe a la gran cantidad de clases de empoderamiento a las que asisten los participantes del programa.

Cabe aclarar que las personas que están en una etapa de desplazamiento de vivienda también pueden ser apoyadas por este programa, aunque en el caso de Pueblos Indígenas en Desplazamiento, las personas no identificadas como desplazadas deberán acompañar a las autoridades locales, organizaciones y/o Consejos Indígenas urbanos para asegurar que el proceso de inscripción en el Registro Único de Refugiados sea minucioso a ejecutarse. Población ante la Dirección General de Bienestar Social (RUPD) como prioridad. Es imperativo que los estados emprendan y consideren programas de Familias en Acción con un enfoque diferenciado.

Este programa también orienta sus acciones a la formación de capital humano y a la formación de competencias ciudadanas y comunitarias de las familias en situación de pobreza y pobreza extrema, mediante dos componentes:

La entrega de incentivos monetarios: que esto simplemente y básicamente consiste en la entrega de recursos monetarios a familias que sufren de una situación de pobreza bastante extrema

Y luego tenemos por último a el Bienestar comunitario: Que es lo que entendemos y comprendemos como el conjunto de condiciones que permiten a las personas y familias de un grupo humano contar con una calidad de vida digna, en la cual existen los elementos que le permiten la satisfacción de sus necesidades.

man’s and woman’s hands exchanging Colombian banknotes with a white background

Este programa cuenta con algunas redes sociales como Twitter y Facebook en los cuales aportan y publican algunas cosas como anuncios de por ejemplo los pagos del programa y se mantienen activos hasta la fecha de hoy.

Cabe recalcar también una información importante, y es que el programa cubre todas las industrias, municipios, distritos y departamentos del país. Para los pueblos aborígenes, el programa cubre reservas y consejos aborígenes nacionales, que son reconocidos por el Ministerio del Interior tras consultar entre las autoridades aborígenes tradicionales reconocidas, la oficina del alcalde o gobernador pertinente y la Agencia de Bienestar Social. Familias en Acción divide los municipios en cuatro grupos según el criterio de igualdad territorial, lo que permite distinguir las actividades en el territorio según el grado de urbanización y el grado de pobreza multidimensional.

Además, todos los niños y niñas en clases de transición y los niños y niñas que asisten a escuelas con discapacidades son posibles beneficiarios de premios escolares, independientemente de la cantidad de niños y jóvenes en el hogar. Para recibir el premio, los niños con discapacidades deben cumplir con los criterios establecidos en las pautas operativas del programa. El monto de la compensación se actualiza una vez al año y el intervalo de ajuste no es menor que el intervalo de cambio anual del IPC de los grupos de bajos ingresos.

Los grupos de población pertenecientes a comunidades originarias y población afectada por desplazamiento forzado recibirán el monto establecido para los municipios del Grupo 4, independientemente de su ubicación geográfica.

Para el que tenga curiosidad el termino “NNA” es una especie de abreviación o sinónimo del “anticuado” termino “niños”, básicamente son las siglas que se usan para indicar la presencia de algún menor en el texto que se este leyendo o audio que se esté escuchando

La familia también tiene que tener una corresponsabilidad relacionada con los incentivos de salud y educación los cuales serian los siguientes

Corresponsabilidad compartida por la salud: Esto incluye la realización de las actividades previstas en el programa de acuerdo con las normas de atención a la primera infancia del Ministerio de Salud y Seguridad Social (VSDF).

Corresponsabilidad educativa compartida. Esto incluye matricular a los niños y jóvenes en instituciones educativas aprobadas por el Ministerio de Educación y mantener al menos un 80% de participación en cursos en cada doble semestre escolar.

Para terminar me gustaría agregar que los grupos poblacionales pertenecientes a comunidades indígenas y población víctima del desplazamiento forzado, reciben los montos definidos para los municipios del grupo 4 sin importar su ubicación geográfica.