/

Sera el 76% de los municipios del Cauca los priorizados en el tránsito de la Renta Ciudadana.

Municipios del cauca seran priorizados. La directora de Prosperidad Social, Cielo Rusinque Urrego, anunció ante alcaldes y alcaldesas del Cauca, reunidos ayer en Popayán, que el 76% de municipios del departamento del cauca seran priorizados en la transición al programa Renta Ciudadana, el cual entregará a las familias en condición de pobreza extrema del país hasta 500 mil pesos mensuales. Los municipios priorizados en el cauca se define, en el marco de la atribución de esta transferencia monetaria, a partir de los mapas de hambre, para aquellos municipios con altos índices de desnutrición, municipios PDET, víctimas y hogares indígenas.

Lideró Rusinque, también en Popayán, para comenzar a repartir existencias a los comerciantes participantes del programa Compras para Todos, a través del cual la organización busca impulsar negocios ejemplares de base y contribuir a mejorar las condiciones socioeconómicas de los hogares de los participantes, para ayudar a reducir el impacto. de la pandemia en sus negocios. De los 800 beneficiarios de la ciudad, 690 son mujeres. La inversión local para el programa ascendió a aproximadamente 2.057 millones de pesos.

CAUCA PRIORIZADOS

Cabe resaltar que quienes no alcanzaron a asistir a esta jornada serán citados en los próximos días para que reciban sus kits de insumos. Durante el acto de entrega de mercancías, la funcionaria hizo un llamado a los participantes para hacer veeduría de este tipo de procesos y agregó que se espera que “lo que hoy reciben como capital semilla se multiplique e implique un acompañamiento y una inyección no solamente de ánimo, sino que les dé también un elemento para reactivar sus pequeños negocios y hacer un buen ejercicio con este programa.”

Uno de los intervinientes a nombre de los tenderos se refirió a las dificultades que enfrentan las personas de su gremio para pagar los costos que implica ser formalizadores de empleo y clamó porque los bancos les provean acceso a crédito en condiciones “más favorables porque las actuales son demasiado costosas”.

Concluida la jornada con los comerciantes, la directora de Prosperidad Social sostuvo reuniones con el gobernador y con representantes de las universidades del Cauca.  Para este sábado está previsto en horas de la mañana un encuentro con líderes de la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca -ACONC-, organización étnica territorial que agrupa a 43 organizaciones de población afrodescendiente.

Estas actividades hacen parte de una agenda que se extiende hasta este sábado en la noche, y que incluye la entrega de obras de infraestructura vial financiadas por la entidad en barrios vulnerables de dos municipios; por un lado, Santander de Quilichao, donde se construyeron pavimentos flexibles en vías urbanas de los barrios Niza, Jamaica y Ciudad Modelo.  El otro municipio es Puerto Tejada, en el cual se hizo mejoramiento de vías terciarias con pavimento rígido y obras complementarias en la vereda Las Brisas.

En total la entidad destinó para estas obras 3.337 millones de pesos y con ellas se espera mejorar la calidad de vida de unas 4.200 personas asentadas en los lugares de construcción y zonas circundantes. Estas se suman a las 69 obras que el actual gobierno ya entregó en 65 municipios del país, con una inversión de más de 92.000 millones de pesos y que hacen parte de proyectos iniciados en la administración pasada y que se encontraban suspendidos o desfinanciados. Con este impulso, se logró pasar del 5 al 70 por ciento de la ejecución de obras por parte de la entidad.

La ayuda económica «Renta Ciudadana» entregará un incentivo de hasta $500.000 a hogares en situación de pobreza en 466 municipios que se encuentran en los mapas de pobreza y en los municipios PDET. Se entregará automáticamente un incentivo de $500.000 a las familias en extrema pobreza, y a las del grupo B se les aumentará el subsidio. El subsidio de $90.000 será reemplazado por un monto mínimo de $160.000 hasta un tope de $480.000 o $500.000 según el número de hijos en cada hogar. «En gobiernos anteriores, había familias que recibían solo $25.000, lo cual no es digno. Ahora, recibirán alrededor de $140.000 según la composición de la familia», explicó la directora.

El programa recoge los resultados y la experiencia de la transferencia monetaria extraordinaria entregada en diciembre pasado por la entidad, en el marco del Plan de Choque Contra el Hambre: 2 millones de hogares, que en su mayoría estaban encabezados por mujeres, recibieron hasta 500.000 pesos para enfrentar la situación de hambre agravada por la crisis invernal de 2022.

Para poner en marcha el programa de transición, Prosperidad Social ajustará las condiciones legales, operativas y técnicas de los programas tradicionales de transferencias monetarias que administra, para comenzar la transformación a un sistema más robusto, eficiente y con mayor peso en las condiciones de vida y la garantía del derecho humano a la alimentación de todos los hogares beneficiados.

La directora general de Prosperidad Social, Cielo Rusinque, anunció que el primer pago se realizará en abril de 2023. De ahí en adelante, los pagos se harán cada dos meses en el marco de la operación actual. Esto significa que una familia puede recibir hasta 1 millón de pesos en el momento del pago.

La propuesta del Plan Nacional de Desarrollo (PND) “Colombia Potencia Mundial de la Vida” es construir un sistema de transferencias, que esté dirigido por Prosperidad Social; que tenga una renta ciudadana y una renta en especie. La transferencia monetaria o renta ciudadana consistirá en la entrega de transferencias monetarias a los hogares en situación de pobreza, pobreza extrema y vulnerabilidad socioeconómica, con la finalidad de aportar a la superación de la pobreza y promover la movilidad social.

El programa de transición de este año apoyará la política de Hambre Cero. Recogerá y robustecerá, entonces, la estrategia iniciada con el plan de choque de diciembre de 2022: asegurará el ingreso suficiente a los hogares para acceder a una canasta básica alimentaria. Para instalar desde su operación los propósitos de transformación del Gobierno Nacional, esta transición preparará también la superación del asistencialismo, para proponer corresponsabilidades que permitan el empoderamiento económico y la garantía de derechos de niños, niñas y adolescentes.

El programa de transición usará la base de hogares inscritos en las convocatorias hechas por Prosperidad Social para programas condicionados en 2021 y 2022 y las familias indígenas que hasta diciembre de 2022 recibían transferencias monetarias condicionadas. Son 2,9 millones de hogares Sisbén IV y alrededor de 113.000 hogares de comunidades indígenas. De estos hogares, más de 1,6 millones están clasificados en los grupos equivalentes a situación de pobreza extrema y alrededor de 1,2 millones de hogares en pobreza moderada.