/

El panorama de la distribución de ayudas y subsidios para quienes más lo necesitan está experimentando cambios significativos. En una reciente entrevista con el director de la entidad, Gustavo Bolívar, se esclarecieron estos ajustes y sus motivaciones. Novedades Más Importantes Que Se Presentarán En Programas De Prosperidad Social.

En el pasado, los subsidios, destinados a las personas más vulnerables, particularmente aquellas en situación de pobreza extrema, se entregaban en forma de transferencias del estado. Sin embargo, con el tiempo se evidenció que estas ayudas, lejos de sacar a las personas de la pobreza, las mantenían en una situación de dependencia que dificultaba su salida del ciclo de la pobreza.

En un esfuerzo por transformar este paradigma, se ha dado inicio a una transición hacia lo que se conoce como renta ciudadana. Esta iniciativa, enmarcada dentro del Plan Nacional de Desarrollo, busca concentrar los subsidios en madres cabeza de hogar con hijos menores de 6 años, con el objetivo de atender de manera más efectiva a esta población infantil vulnerable. Esta nueva modalidad implica un aumento en la cantidad de ayuda económica, pasando de los $160.000 a $500.000, lo cual se estima que puede tener un impacto significativo en la reducción de la pobreza extrema.

¿Que se plantea ofrecer a estas familias?

Para complementar esta transición, se planea ofrecer a estas familias proyectos productivos y capital semilla no reembolsable a través de Prosperidad Social. Esta estrategia busca fomentar emprendimientos y generar oportunidades laborales como una vía efectiva para salir de la pobreza. Se ha reconocido que el trabajo asociativo puede ser una herramienta poderosa en este proceso, y se están desarrollando programas para apoyar iniciativas de este tipo.

En cuanto a la cuantía del capital semilla que recibirán estas personas, aún se está definiendo, pero se estima que, por ejemplo, un grupo de 20 personas podría recibir alrededor de 50 millones de pesos para iniciar sus proyectos. Además, se contempla la posibilidad de subsidiar las tasas de interés de los préstamos que estas personas puedan requerir para expandir sus emprendimientos, con el objetivo de facilitar su acceso al crédito y garantizar su éxito a largo plazo.

En resumen, este cambio en la forma de distribuir las ayudas y subsidios busca empoderar a las personas en situación de vulnerabilidad, brindándoles las herramientas necesarias para salir adelante por sí mismas a través del trabajo y el emprendimiento. Novedades Más Importantes Que Se Presentarán En Programas De Prosperidad Social.

Por Valentina