/

En el ámbito de la inclusión educativa, el Gobierno nacional ha lanzado un programa renovado dirigido a jóvenes entre los 14 y 28 años. Denominado Renta Joven, esta iniciativa, puesta en marcha el 7 de febrero de 2024 por Prosperidad Social, tiene como objetivo principal facilitar el acceso y la permanencia en la educación superior. Nuevo Programa de Inclusión Educativa para Jóvenes del Sisbén IV.

La actualización realizada a través del Registro Social de Hogares ha afectado a aproximadamente 20,8 millones de personas, lo que representa el 60% del total del Sisbén. Esta nueva categorización, según el Departamento Nacional de Planeación, ha marcado un hito significativo en la estrategia de inclusión social.

La Resolución 00137 establece las políticas de transferencias, logísticas y transparencia para la selección de beneficiarios. Tanto los jóvenes recién integrados como aquellos que formaban parte de la iniciativa anterior deberán cumplir una serie de requisitos para acceder a los apoyos económicos durante el año 2024. Nuevo Programa de Inclusión Educativa para Jóvenes del Sisbén IV.

La esencia de este programa radica en su compromiso con la inclusión educativa. Dirigido a jóvenes inscritos en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), Instituciones de Educación Superior (IES) y Escuelas Normales Superiores, busca abordar diversas necesidades y aspectos de la juventud colombiana, promoviendo su bienestar, derechos y dignidad.

Requisitos y Beneficios del Programa Renta Joven 2024

Para participar en el programa Renta Joven 2024, los jóvenes deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Tener entre 14 y 28 años.
  • Contar con un registro en sistemas oficiales de educación media como graduado de bachiller.
  • Estar clasificado en el Sisbén IV como grupo poblacional en situación de pobreza extrema, pobreza o vulnerabilidad.
  • Figurar en los listados censales de población indígena.
  • Estar inscrito en listados censales del Icbf de población con medidas de restablecimiento de derechos y cursar educación superior bajo su protección.
  • Estar matriculados en educación técnica, tecnológica o universitaria en modalidad presencial, a distancia o virtual.
  • No poseer un título profesional universitario ni posgrado.
  • No estar inscrito en el programa Jóvenes en Paz u otras estrategias similares.

Las transferencias económicas, que oscilan entre $200.000 y $400.000, se determinarán según las condiciones específicas de cada joven, destinadas principalmente a cubrir gastos de matrícula y otros aspectos relacionados con su formación.

La política de transferencias también reconoce el mérito académico, otorgando incentivos adicionales a quienes mantengan un buen desempeño académico y una participación activa en sus procesos de formación.

Por Valentina