/

Prosperidad Social asumió la gerencia y coordinación del proceso de entrega de 629 sillas de ruedas para poblaciones vulnerables en Nariño.

Nariño es, junto con Antioquia, uno de los dos departamentos priorizados para la entrega de 1.216 sillas de ruedas. Prosperidad Social gestionó, en calidad de donación, ante la Iglesia Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Los dos departamentos fueron seleccionados en función de una mayor incidencia de personas con discapacidad, así como de sus altos índices de pobreza multidimensional.

Entrega de 629 Sillas de Ruedas en Nariño
Entrega de 629 Sillas de Ruedas en Nariño

En alianza con la gobernación y la presencia de autoridades locales y representantes de la iglesia, hoy se empezó la entrega de las primeras 30. En Nariño, en un acto protocolario en el cual participó el director regional de Prosperidad Social, Walter Toro.

Formación a personal

Como parte del proceso, durante tres días se brindó formación a personal técnico y evaluadores para el ensamblaje de las sillas y el acompañamiento clínico a los beneficiarios.

La donación de las 629 sillas seguirá su proceso de entrega en 32 municipios de Nariño. De acuerdo con el plan de distribución establecido en el departamento. El objeto de dicha gestión apunta a mejorar las condiciones de vida y de inclusión de esta población. En situación de pobreza extrema, pobreza y vulnerabilidad.

Prosperidad Social entrega sillas de Ruedas
Prosperidad Social entrega sillas de Ruedas

La entrega de sillas de ruedas a la población vulnerable se ha convertido en una iniciativa trascendental. Este noble proyecto busca brindar una mayor movilidad y calidad de vida a aquellos que enfrentan limitaciones físicas. A través de organizaciones sin fines de lucro y el apoyo del gobierno, se han entregado sillas de ruedas adaptadas a personas de escasos recursos, discapacitados y adultos mayores en todo el país.

Estas entregas no solo representan una herramienta indispensable para su independencia, sino también un acto de inclusión y solidaridad. Cada silla de ruedas proporciona una esperanza renovada y la oportunidad de una vida más activa y digna.