/

La tasa de interés de referencia será fijada por la Superintendencia Financiera.

El gobierno nacional, anuncio para este martes 28 unos creditos para combatir el gota a gota, con la presentación de los créditos popular productivo rural y urbano de bajo y mediano monto.

La tasa de interés de acuerdo con las directrices que viene estudiando el Ministerio de Hacienda será fijada por la Superintendencia Financiera.

El Gobierno marcará los creditos de masas productivas en el medio rural para combatir el gota a gota, formado por operaciones activas de préstamo de personas naturales o jurídicas para el desarrollo de la actividad económica rural, hasta por un monto no superior a 6.960.000 pesos.

CREDITOS PARA COMBATIR EL GOTA A GOTA.

COLOMBIA Y LOS GOTA A GOTA

Es muy difícil encontrar un caso de un Colombiano el cual con ayuda de estos prestamistas, hayan podido salir de la pobreza, por el contrario, muchos de ellos terminan endeudados y hasta vendiendo sus pertenecías para poder pagaros.

La pobreza, la necesidad y la exclusión del sistema financiero obligaron a las personas de escasos recursos en Colombia a tener acuerdos con bandas criminales. La mayoría de ellas surgidas tras el declive de los carteles tradicionales de la droga y el desarme de grupos paramilitares.

Las regiones de Colombia con mayor afectación por estos préstamos, señala el Director de la DIJIN, son los departamentos de Atlántico, Córdoba, Cesar, Sucre, Valle, Cauca, Antioquia y Tolima. “Se puede presentar algún tipo de relación con el narcotráfico por la misma situación de economía ilegal, la cual tiene conexidad con otros delitos”.

Este fenómeno del ‘gota a gota’, explica el Oficial, “les facilita la legalización de dineros porque no se tiene un control directo sobre la procedencia de estos recursos. En algunas ciudades el negocio del ‘gota a gota’ mueve dineros de procedencia del narcotráfico y de extorsiones, utilizando a terceras personas para que le den margen de legalidad al dinero mediante fachadas comerciales”.

Luego de que los nuevos carteles de la droga, con capos menos visibles que los que hubo en los años 90, vieron la posibilidad de lavar dinero a través del ‘gota a gota’, “se dedicaron a insertar las ganancias en el mercado legal a través de inversiones que hacen personas a su nombre en joyerías, minería ilegal, la construcción, la ganadería, el mercado del reciclaje y chatarrerías”, detalla una fuente de la Fiscalía.

Hoy el ‘gota a gota’ en Colombia es un fenómeno tecnificado que se ofrece a través de internet y de redes sociales mediante empresas con registros autorizados en Cámaras de Comercio, por lo que algunas autoridades las califican como ‘franquicias’ criminales.

Aclaran además las autoridades que el préstamo de dinero como tal no es delito, a menos de que se a masivo lo cual es muy difícil de demostrar. Lo que es punible es la violencia ejercida para realizar los cobros. Tanto que en la costa Caribe los prestamistas tienen el remoquete de ‘Los chuza ojos’, para dimensionar el daño que pueden causar.

Crédito popular productivo rural

El Gobierno Nacional implantará el crédito productivo masivo en el medio rural, que consiste en operaciones activas de préstamo de personas naturales o jurídicas para el desarrollo de cualquier actividad económica en el medio rural y rural descentralizado, cuyo monto no supere los 6.960.000 USD. o equivalente a 6 meses por mes. El salario mínimo legal aplicable en el momento de la aprobación de la correspondiente actividad crediticia activa.

Crédito popular productivo urbano

Aplicará en actividades de hasta un máximo de seis salarios mínimos vigentes.

Cabe señalar que el crédito productivo habitual será entre 25 y 120 salarios mínimos, mientras que el crédito productivo rural y urbano formará una serie de créditos de 6 a 25 salarios mínimos. El martes 28 de marzo, el Ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, emitirá un comunicado relacionado y explicará los alcances de la certificación de tasas y los alcances del nuevo modelo crediticio.

QUE SE ESTA REALIZANDO PARA CONTRARRESTAR LOS GOTA A GOTA.

Uno de los graves problemas que enfrentan las pequeñas empresas y unidades productivas en Colombia es el acceso al crédito o financiamiento. Por lo tanto, uno de los mayores desafíos que enfrentan los gobiernos, las empresas privadas y las instituciones bancarias es promover la inclusión financiera para frenar fenómenos ilegales e informales como el “derrame” o el “plagio”, que también son provocados por las altas tasas de interés. Que se han convertido en un problema social.

Por lo tanto, diferentes industrias han desarrollado estrategias para enfrentar estas situaciones al tiempo que formalizan y democratizan el crédito.
De hecho, en las últimas horas, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Hacienda, ha presentado un proyecto de ley que “brinda disposiciones para el acceso a capitales de construcción y financiamiento”, modernización de pagos y actualización del mercado de capitales. “Este proyecto no solo nos permitirá aumentar el bienestar social y la equidad en el país, sino que también será clave para luchar contra los esquemas informales y de alto costo, como el “fall off” o el “payday”. Esta iniciativa ayudará a lograr un financiamiento universal, legal, seguro y barato”, explicó el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

Sin embargo, Colombia avanza en otros frentes para enfrentar este fenómeno. Una de ellas es fintech, que utiliza tecnología para mejorar o automatizar servicios y procesos financieros, brindando oportunidades en el mercado para que quienes viven sin crédito o sin acceso a crédito puedan hacerlo utilizando estos modelos.

“El gota a gota’ ´hay que tratarlo como lo que es: un modelo ilegal cuyo dinero, en ocasiones proviene de actividades ilegales, y que por lo tanto genera una problemática social muy grande. Además de eso, le quita recursos al Estado porque no pagan impuestos y en cambio cobran altas tasas de interés sin ningún retorno para sus usuarios”, comentó Daniel Materón, CEO de RapiCredit.

Así mismo, las entidades financieras y bancarias también han venido trabajando en planes más ambiciosos para créditos de bajo monto y con tasas de interés asequibles para todos los colombianos, con el fin de avanzar en la inclusión de más personas a la formalidad y erradicar de una vez por todas y para siempre el ‘gota a gota’.