/

En un movimiento estratégico, el Gobierno Petro está llevando a cabo una modificación crucial en el subsidio de Mi Casa Ya, con el objetivo de impulsar el sector inmobiliario y brindar beneficios significativos a millones de colombianos. Esta anticipación de 24 meses busca estimular tanto los créditos hipotecarios como la actividad constructora, marcando un hito importante para las familias que aspiran a adquirir viviendas de interés prioritario (VIP) o de interés social (VIS). Una Oportunidad Transformadora en la Adquisición de Viviendas

Generando Empleo y Seguridad en la Adquisición de Vivienda

La implementación de la preasignación de subsidios Mi Casa Ya es una medida innovadora que permite a las familias planificar sus compras sobre planos, ofreciendo la garantía de recibir el subsidio en un plazo máximo de 24 meses. Este enfoque representa un cambio sustancial con respecto al modelo anterior, donde el subsidio se otorgaba únicamente cuando la vivienda estaba completamente construida.

La anticipación de 24 meses no solo busca beneficiar a las familias, sino que también tiene como objetivo estimular los créditos hipotecarios y la actividad constructora. Este cambio estratégico no solo generará empleo, sino que también proporcionará seguridad tanto a las familias como a las empresas constructoras. En un esfuerzo colaborativo con el gremio de constructores, Camacol, esta transformación responde directamente a las necesidades y solicitudes del sector.

Contrarrestando las Adversidades Económicas

Frente al descenso en las ventas de viviendas, cifrado en 90.000 unidades este año y traduciéndose en una pérdida de inversión de alrededor de $17 billones, el Gobierno Nacional está implementando medidas contracíclicas para revertir esta tendencia negativa. Durante el tercer trimestre, entidades como Findeter y el Fondo Nacional del Ahorro han destinado más de 2.5 billones de pesos para respaldar el programa Mi Casa Ya, buscando inyectar recursos significativos en el sector inmobiliario y estimular la adquisición de viviendas.

Foco en las Familias de Bajos Recursos

A pesar de estos esfuerzos, la ministra Velasco enfatizó que este subsidio de vivienda seguirá enfocado en las familias de bajos recursos. La necesidad de que los subsidios lleguen a quienes más lo necesitan es una prioridad constante, asegurando que estas medidas beneficien a las familias que realmente requieren apoyo para adquirir una vivienda.

Presupuesto Aprobado para el 2024 y Acceso Simplificado al Subsidio

Una excelente noticia para millones de colombianos es que el Congreso de la República aprobó $9.7 billones para el subsidio en 2024, garantizando la entrega de aproximadamente 50.000 subsidios de Mi Casa Ya. Este respaldo presupuestal es la clave para cumplir con la meta anual y brinda certeza a los beneficiarios. Las asignaciones para el próximo año iniciarán la primera semana de febrero, con un proceso ágil y eficiente de 5.000 asignaciones mensuales y resoluciones semanales.

Acceder al Subsidio de Mi Casa Ya: Un Proceso Simplificado

Acceder al subsidio de Mi Casa Ya se ha simplificado para facilitar a las familias el cumplimiento de los requisitos. Al elegir la vivienda tipo VIS o VIP, dirigirse al establecimiento de crédito o entidad de economía solidaria preferida, y cumplir con los requisitos del Sisbén IV, las familias pueden iniciar el proceso del crédito hipotecario o leasing habitacional. Las entidades son las responsables de subir la documentación requerida en la plataforma del Ministerio de Vivienda, asegurando un proceso eficiente y transparente.

Conclusión: Transformación Positiva para el Futuro de las Familias Colombianas

En conclusión, la modificación del subsidio Mi Casa Ya es una transformación positiva que no solo estimulará el sector inmobiliario y la economía, sino que también ofrecerá oportunidades transformadoras a las familias colombianas. Este enfoque estratégico, respaldado por un presupuesto sólido, promete un futuro brillante para aquellos que buscan realizar el sueño de la adquisición de vivienda.

Por Valentina