/

La Unidad para las Víctimas entregó 120 cartas de indemnización a personas sobrevivientes del conflicto armado provenientes de Montelíbano, Córdoba. Que hacen parte del Registro Único de Víctimas (RUV). El monto de los pagos a los beneficiarios suma 702.367.240 de pesos, recursos con los cuales se busca aportar a la reparación integral de las víctimas.

NOTICIAS AYUDAS A VÍCTIMAS: ORIENTACIÓN A FAMILIAS VÍCTIMAS PARA SU REPARACIÓN

Con una inversión superior a los 702 millones de pesos, la Unidad para las Víctimas entregó a la medida de indemnización administrativa que sufrieron daños por causa del conflicto armado.

Cartas de Indemnización Córdoba
Cartas de Indemnización Córdoba

El director de la territorial Córdoba de la Unidad para las Víctimas, Marcelo Vega, dijo en su intervención: “Quienes recibieron la indemnización tienen la posibilidad de reconstruir su proyecto de vida. Bien sea en la misma actividad truncada por el conflicto armado o en una diferente. Es así como sus historias de dolor pasan a convertirse en lecciones de vida dignas de exaltar. Y esperamos, que los recursos hoy recibidos sean usados de forma adecuada”.

DESCUBRE MÁS NOTICIAS: ACTUALIZACIÓN PLANES DE CONTINGENCIA HUMANITARIA

Ana Hilma Ávila

La historia de Ana Hilma Ávila. Sobreviviente de desplazamiento forzado en el año 2011 en el municipio de Pueblo Nuevo, fue presentada durante la jornada de entrega como muestra de la resiliencia de los sobrevivientes.

Ana contó cómo junto a su hijo, menor de diez años, elabora tapetes coloridos para uso en pisos o asientos de motos. “Este emprendimiento lo manejo con mi hijo *Javier, es quién me ayuda al trazo y corte del retazo. Gracias a la indemnización que hoy recibo por parte de la Unidad podré adquirir una máquina industrial para coser. Ampliaré mi taller de confecciones y vincularé laboralmente a otra mujer víctima en mi microempresa”.

Unidad para las víctimas
Unidad para las víctimas

QUIZÁS PUEDA INTERESARTE: AVANCE GARANTÍA DE INDÍGENAS LEY 4633

La Unidad para las Víctimas destacó que los trámites gratuitos ante la entidad son gratuitos y no requieren intermediaros. También, es fundamental mantener la confidencialidad de la información relacionada con cada proceso para evitar el accionar de personas inescrupulosas.